Balat es un barrio de calles estrechas y empedradas y casas coloridas, donde hay cafés modernos y galerías de vanguardia, además de tiendas de barrio tradicionales.