Es una ciudad del condado de Komárom-Esztergom en Hungría. Desde la fundación del Reino de Hungría se convirtió en la residencia del arzobispo de Esztergom, el más alto jerarca de la Iglesia católica en el país.