Es el nombre del lugar donde, según la tradición, Jesucristo multiplicó los panes y los peces. Se encuentra en la costa norte del Mar de Galilea.