Es una ciudad al sur del Alto Atlas marroquí famosa por ser la puerta de entrada al desierto del Sahara.